EDUCANDO, LO QUE SE VE HOY EN DÍA

El uso de las tecnologías y el sentido común

Por: MARÍA VERÓNICA DEGWITZ /

unspecified-5

Hoy en día criar y educar pueden llegar a ser labores aterradoras. Cada vez que navegas en la web o revisas las redes sociales hay estudios que te garantizan que lo estás haciendo TODO mal. Si comen grasas o azúcar, o sal… o colorantes, o conservantes… (pare de contar) eres una madre abominable. Si usas protector los estas envenenando, si no usas les aseguras cáncer de piel. Los repelentes tienen tóxicos, pero los mosquitos tienen zika. Si los estimulas los vuelves hiperactivos, si no los estimulas no te interesa su desarrollo… En fin: cada vez que me atrevo a leer algunos de estos estudios me convenzo a mi misma que sencillamente no hago nada bien y mis hijos están condenados al fracaso.

La realidad es que la mayoría de nosotras lo hace lo mejor que puede. Nadie quiere el mal para sus hijos… pero  a veces estos artículos que todo el mundo comparte en las redes, lejos de ayudar, nos agobian. Ayer leí uno que decía que si tus hijos utilizaban pantallas serían en un futuro, depresivos, ansiosos, agresivos, etc (no seguí leyendo porque me agobié). Luego reflexionando decidí escribir este artículo.

¿Dónde está el sentido común? ¿será que lo hemos perdido con esta avalancha de información? Ninguna mamá quiere que su hijo sea depresivo, adicto, ansioso, etc. pero afirmar con tanta ligereza que esto será consecuencia directa del uso de las tecnologías me parece atrevido. En primer lugar el sentido común me dice que hay que observar las edades… un bebé no tiene nada que hacer viendo una pantalla: lo que necesita aprender lo aprende de su entorno y de sus padres. Pero la verdad es que nuestros hijos son nativos digitales, y les puedo afirmar que mis hijos en edad escolar han aprendido muchísimo con el uso de las nuevas tecnologías (incluso las maestras me han recomendado usarlas para la introducción de un nuevo idioma).

El sentido común también me diría que todo en exceso es malo. El uso de tablets, computadora, tv..etc tiene que tener HORARIO y límites… porque si nosotros estamos obsesionados con nuestros teléfonos imagínense los niños, que no están maduros y tienden a quedarse enganchados. Esto hace que dejen de hacer muchas otras cosas que son necesarias para su desarrollo: deporte, ejercicio, dibujar, crear, aburrirse, etc.

Por último el sentido común también me diría que hay que observar a nuestros hijos, y conocerlos: hay algunos que son más sensibles a los efectos de las pantallas, y con ellos hay que tener un poco más de cuidado. Hay que saber acompañarlos en todas estas actividades y saber siempre a qué están expuestos para poder guiarlos y que puedan aprender (commonsensemedia.org es un site buenísimo para controlar el tema de los medios con los hijos). Creo que hay que dejar de ser apocalípticos y aprender a navegar las aguas de los tiempos que nos tocaron, lo mejor que podamos.

Finalmente en toda familia hay muchos momentos de improvisación, y lo que menos podemos hacer es paralizarnos porque lo que tenemos en la cabeza es todo lo que NO debemos hacer. A usar el sentido común y a dejar el sentimiento de culpa a un lado. ¡Que lo estamos haciendo muy bien!

1

Comments (1)

Deja una respuesta