EDUCANDO

Ideas sobre Educar en el asombro…

Por: MARÍA VERÓNICA DEGWITZ /

Recientemente leí el libro educar en el asombro de Catherine Lècuyer y tuve la suerte de asistir a una conferencia de la autora aquí en Chile. El mensaje de su libro es bastante innovador, aunque al detenernos nos damos cuenta que es de sentido común: Debemos ayudar a los niños a recuperar su capacidad de asombro ante la realidad, es la única manera efectiva de conocer. La sobreestimulación, las pantallas y la cantidad de actividades están ahogando en nuestros hijos su capacidad de maravillarse ante la naturaleza, preguntarse sobre el color del cielo o disfrutar de un día en el campo.

Aqui resumiendo varias ideas principales:

1 Los niños conocen la realidad a través de los ojos de su cuidador… a través de nuestra mirada nuestro hijo sabe si algo esta bien o mal hecho, o si algo le conviene o no. Así de importante es nuestra relación.

2 Aprender es un proceso que se realiza de adentro hacia afuera: es por eso que muchos métodos tradicionales de educación a veces no tienen resultados, una cosa es inculcar (de afuera hacia adentro) y otra aprender (de adentro hacia afuera). Hay que confiar en la capacidad del niño de interesarse por ciertas cosas, en sus gustos y sus inclinaciones.

3 Aplacamos la capacidad de asombro de nuestros hijos cuando los sobreestimulamos o cuando los sentamos frente a un televisor: somos madres en la época de Baby Einstein, y equivocadamente creemos que los estímulos adicionales que agreguemos a nuestros hijos los van a hacer mas inteligentes. Todos los estudios han comprobado que los movimientos sinápticos que ocurren en los niños tan solo con observar la realidad son suficientes para su aprendizaje.

4 Vivimos apurados: al no respetar los ritmos de los niños y al estarlos apurando siempre, no permitimos que ellos desarrollen sus capacidades ni se relacionen bien con us entorno. Hay que pausar y eliminar la dictadura de las checklists… No se puede hacer todo en todo momento…

5 El problema de la hipereducación: Hoy en día queremos que los niños lean a los 4 años, multipliquen a los 4 y medio, etc… Los niños no necesitan ni leer a los 4 años ni multiplicar a los 5, los niños necesitan que se les respeten sus procesos, sus tiempos… Necesitan tiempo para aburrirse, para crear, para jugar. Sólo entendiendo esto podremos darnos cuenta de que leer antes de tiempo no los hará mas inteligentes o exitosos, y que es mas importante desarrollar procesos creativos, de resolución de conflictos, etc

6 Humanizar la rutina: la rutina es necesaria y es buena, sin embargo es necesario otorgarle un toque de humanidad para que la experiencia de los niños sea enriquecedora: no basta con sentarnos a cenar, cumplir con la rutina del aseo, etc. si no agregamos pequeños actos humanizantes a esta rutina: un cuento a la hora de acostarse, cosquillas a la hora de vestirse, un juego de preguntas a la hora de cenar… Son todas estas cosas las que le dan a la rutina una sensación distinta y convierten el día a día en una ocasión de aprender y de acercarse a la realidad.

0

Deja una respuesta