EDUCANDO, VIDA EN FAMILIA

10 tips de una mamá de 4…

Por: MARÍA VERÓNICA DEGWITZ /

application-checklist-for-mba-timeline-1024x680Seas mamá de 1 o de 10 todas aprendemos mucho cada día… pero aquí van mis tips como una mamá de 4 (hasta ahora)…

  1. Escoge tus batallas: no hay que engancharse en todo, todos los días… Eso transforma la casa en un caos. Hay que prestarle atención a lo importante y dejar pasar lo que no es tanto.
  2. Cada uno de tus hijos es único, y eso hay que saberlo y llevarlo a la práctica. Seguro saldrá un deportista y un científico, una bailarina y una tecnológica… y hay que aprender a conocer sus gustos, sus luchas y desarrollar las virtudes de cada uno. Educar es un proceso artesanal, no un proceso en serie.
  3. Realiza planes de acción: una manera muy eficaz de ayudar a tus hijos es observarlos y hablar con ellos para saber lo que les cuesta y lo que pueden mejorar. De allí sirve elaborar un plan de acción para tratar de mejorar una cosa a la vez… Verás resultados y no te volverás loca con mil cosas!
  4. Deja que se aburran: No hay que intervenir en todas las actividades en todo momento. No todas las actividades del día pueden ser guiadas ni inspiradas en pinterest. Los juegos entre hermanos son los mejores, y muchas veces cuando se aburren salen las mejores ideas y fluye la creatividad.
  5. No hagas comida especial: No se trata de martirizarlos a la hora de comer, pero tus hijos debe saber que la casa no es un restaurant. Si no les enseñas a comer lo que hay, te pasarás todo el día preparando platos especiales, una perdida de tiempo y una muy mala costumbre.
  6. Instaura tradiciones: La noche de juegos, el sábado de cine familiar, el paseo en bicicleta, etc. Estas actividades realizadas de manera regular les encantan a los niños y ademas les otorga un sentido de identidad familiar. Sin saberlo estas creando recuerdos que durarán para toda la vida.
  7. Recen juntos un poco cada día: puede ser antes de dormir, al levantarse o incluso antes de comer. Invítalo a pedir por las cosas que le preocupan y a dar las gracias por todas las cosas buenas que tiene. Es una buena manera de centrarlos y de que se sientan acompañados por el resto de su vida.
  8. Visiten a los abuelos: La familia es muy importante, pero sobre todo la presencia de los abuelos es enriquecedora ya que tienen mucho que enseñar. Pasar tiempo con ellos les enseñará a ver el mundo de manera distinta, y se sentirán muy queridos.
  9. Enséñalos a respetar el tiempo de papá y mamá: ya sea después de acostarse, en una salida romántica o en un paseo de fin de semana, es importante que los niños vean que sus papás se quieren, y que para quererse más tienen que pasar tiempo solos… y así la familia será mas unida y feliz.
  10. Pasen tiempo ayudando a los demás: ya sea ayudando a algún hermano, aconsejando a algún amigo, haciendo obras de caridad, o tratando bien a alguien que lo necesite. La única manera de educar niños empáticos, generosos y que se preocupen por su entorno es darnos el tiempo de hacerlo con ellos. Y que así vean la felicidad que genera dar-se a los demás…
0

Deja una respuesta