LO QUE SE VE HOY EN DÍA

La Verdadera Conciliación…

Por: MARÍA VERÓNICA DEGWITZ /

63e223b2e842fe2dd1e3d227fb75ba23.jpg

Hoy en dia en las redes sociales están de moda las llamadas «mommy wars»… Las que dan tetero vs las que dan pecho, las que practican colecho vs. las que educan el sueño, las que tienen cesárea vs. las que tienen parto sin anestesia. En estas discusiones quizás la más frecuente es la de las mamás que trabajan fuera de casa vs. las que sólo trabajan en casa.

Leyendo hoy un artículo sobre esto me puse a reflexionar sobre lo superficiales que podemos ser. Me explico: esa discusión solo tiene sentido en un 1% de la población: sólo un grupo privilegiado puede «decidir» como distribuye su tiempo, si prefiere realizarse, o si quere dedicar su tiempo completo a su casa. Las admiro a todas y creo que mientras sepamos que nuestra primera prioridad es la familia, todo va a estar bien.

Ahora aterricemos y dejemos de darnos sobaditas en la espalda para disminuir nuestras culpas y complejos: En el mundo entero la mayoría de padres y madres de familia TIENEN que salir a trabajar para mantener a su familia, y me atreveria a decir que mas de un 60% no tienen siquiera con un sitio de calidad para dejar  a sus hijos y tienen que llevarlos a sus puestos de trabajo. Muchas madres y padres tienen que pasar horas perdidas en transporte público para poder llegar a sus sitios de trabajo, y a veces tienen dos o tres turnos con horarios muy fuertes que no les permiten llegar a casa a ver a sus hijos.

Entonces perdónenme si no me preocupo por las profesionales de marketing o las amas de casa dedicadas y sus acaloradas discusiones, me pregunto más bien ¿Qué estamos hacendo como sociedad para acoger a estas familias? ¿Qué presión estamos ejerciendo ante instituciones públicas o privadas que consideran a sus empleados como meros trabajadores y se olvidan de los demás aspectos de su persona? ¿Cuántas políticas públicas estamos impulsando para desarrollar programas de conciliación laboral para padres y madres trabajadores? ¿Estamos conscientes de que el desarrollo de una verdadera corresponsabilidad familiar en la que todos los miembros de la familia puedan asumir roles en el trabajo doméstico, es una vía para que las familias puedan acompañarse y crecer juntas?

Creo que si las discusiones fueran en este sentido ya tuvieramos más políticas públicas enfocadas en la familia, empleadores más empáticos, madres menos sobrecargadas, padres más presentes, y una sociedad más sana. A veces es necesario ver más allá de nuestra propia situación para poder salir al mundo y contribuir con el bien común.

Tenemos en nuestras manos cambiar el mundo, como decia la Madre Teresa de Calcuta:»A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota.» Empecemos a hacernos estas preguntas: en nuestros puestos de trabajo, en nuestras familias, con nuestras amistades… Es nuestra responsabilidad que estos temas estén en el tapete. La historia nos lo reclamará.

0

Deja una respuesta