EDUCANDO

Cómo criar hijos felices

Por: MARÍA VERÓNICA DEGWITZ /

Group of five happy children jumping on meadow.

Hace un mes me pidieron que preparara un taller con este título para mamas jóvenes y no tan jóvenes. Me puse manos a la obra tratando de buscar todo lo que alguna vez había escuchado sobre la felicidad y la educación, y fue una tarea difícil, porque hablar de felicidad siempre es complicado, pareciera que mientras más la buscas, más difícil se te hace encontrarla.

En primer lugar sabemos donde NO está la felicidad, porque aunque nuestra sociedad esta empeñada en conseguir fama, éxito dinero y salud, vemos que hay mucha gente que tiene todo esto y más y no es feliz, y vemos también mucha gente que ha pasado grandes sufrimientos y ha sabido encontrar la felicidad a pesar de todo. La felicidad es directamente proporcional a la capacidad de amar, lo dice Tomás Melendo en su libro Todos educamos mal pero unos peor que otros. Y si esto de verdad es así, pues nos tenemos que poner a la obra a criar a nuestros hijos en este sentido.

  1. Lo primero que tenemos que saber es que la familia es escuela de amor, en ella somos amados y aprendemos a amar. Así como vemos que nuestros papas se tratan con cariño, como se acepta a todos con sus defectos y virtudes, como somos generosos con los demás, así podremos equiparnos para amar en un futuro. Podríamos preguntarnos entonces ¿Es nuestro hogar una escuela de amor? ¿Estamos enseñando a nuestros hijos a amar bien, a querer el bien del otro? Preguntas difíciles que sirven para examinarnos.
  2. En segundo lugar es vital que nuestros hijos experimenten el bien. Esta idea, que explica Cristian Conen en su conferencia de Estilos educativos paternos, nos anima a generar experiencias de bien para nuestros hijos. Que aprendan a salir de ellos mismos y a vivir en carne propia los valores de generosidad, lealtad, etc. Un niño no aprende con grandes sermones, aprende cuando vive mediante la experiencia, la felicidad que trae el ayudar a los demás, el ser virtuoso, el salir de si mismo.
  3. El tercer pilar para educar hijos felices es educar en libertad. A los padres nos cuesta mucho digerir esta “libertad” de los hijos, en primer lugar porque queremos hacer todo por ellos, y también porque nos da pánico que se equivoquen y sufran por ello. Sin embargo hay que pensar que si nuestros hijos no comienzan a ejercer la libertad desde chiquitos, no aprenden lo que es el bien, y no aprenden a tomar decisiones y a responsabilizarse de esas decisiones, serán unas personas tremendamente infelices e inseguras en su vida. Confiemos en la autonomía de nuestros hijos y animémoslos a ejercer bien su libertad que es un don muy preciado.
  4. Y en cuarto lugar, pero no por eso menos importante, está acercarlos al Amor de Dios. Nunca nos vamos a equivocar acercando a nuestros hijos a Dios. Ellos siempre tendrán una guía para hacer el bien, y tendrán también un apoyo en tiempos difíciles. Incluso a los padres que no son creyentes los animo a fomentar la relación de sus hijos con Dios. Esto los va a enriquecer y les dará herramientas para enfrentarse al mundo con una luz distinta.

Hoy en día tenemos muchas distracciones: las tareas, los permisos, los deportes, los hobbies, y miles de etcéteras, y a veces los padres nos perdemos en este sinfín de rutinas y de actividades y no nos detenemos a pensar en la verdadera felicidad de nuestros hijos. Una felicidad que no es la ausencia de sufrimiento (en esta vía parece que fueran muchas corrientes de pensamiento y de educación hoy en día) Es educar el corazón de nuestro hijo, enseñarlo a dirigir su vida, enseñarlo a escoger el bien, y aceptar que, hasta en el sufrimiento pueden ser verdaderamente felices si se acercan al Amor.

0

Comments (6)

  1. Annabella Power C:

    Muy bueno este artículo! Me ha encantado! Enhorabuena sigue compartiendo tus experiencias que siempre aportan algo positivo a la de los demás!

  2. Carola:

    Excelente artículo!!!!! lo de la libertad me da pánicoooo!!!!! pero ahí vamos, aprendiendo a soltarlos un poquito a medida que crecen. Gracias Mariaverito, te seguiré leyendo!!!

  3. Pingback: » Cómo criar hijos felices | NoHayLimites.com

Deja una respuesta