LO QUE SE VE HOY EN DÍA

Mamás 2.0

Por: MARÍA VERÓNICA DEGWITZ /

Nadie puede negar el bien que le han hecho las nuevas tecnologías a la humanidad y a la familia. Basta que alguno de nuestros hijos tenga una roncha rara, o una tos extraña para que corramos a Google a buscar causas, síntomas, remedios caseros y recomendación para esta nueva enfermedad. Y no sólo enfermedades: recetas de plastilina casera, hojas para colorear, consejos para un niño que no come bien, juegos y series en youtube son algunas de las soluciones que una mamá moderna puede encontrar en Internet (para no mencionar los maravillosos blogs…)

Pero a veces este fabuloso mundo web nos atrae de una manera que deja de ser algo que nos permite escaparnos por un ratico de nuestra propia realidad y se empieza a convertir en algo que nos absorbe y nos aleja sin querer de nuestra familia.

Imagínense clarito esta situación: nosotras absortas en la computadora leyendo un blog, viendo noticias o curioseando Facebook, y el niñito parado al lado preguntando cualquier cantidad de cosas para tratar de pararnos de esa silla, como si esa fuera la misión más importante de su vida. O esta otra: le decimos que vamos a ver una película con él, y lo que hacemos es sentarnos a su lado pero con el teléfono en la mano revisando Twitter o poniéndonos al día con los 400 grupos que tenemos en whatsapp.

Con esto no estoy diciendo que nuestra vida debería girar todo el tiempo alrededor de lo que al muchachito le provoque a cada minuto, para nada. Creo firmemente que tenemos que tener nuestros momentos de esparcimiento, de estudio, lectura, diversión, etc. que nos separen un poquito del rol de mamás, lo que si digo es que a veces hay que separarse un poquito de la tecnología para estar en lo que estamos. No puede ser que tengamos a los niñitos en el carro y no aprovechemos de conversar con ellos y de disfrutar ese momento tan rico de compartir.  No puede ser que les digamos que vamos a hacer un plan con ellos, y estemos todo el tiempo pendientes del bendito celular. Y no puede ser que cada minuto que estamos en la casa nos la pasemos pegados a cualquier aparatico que tengamos disponible.

Las mamás tienen que tener su momento solas, y los niños tienen que aprender desde chiquitos a respetar eso. Pero nosotras también debemos despegarnos un poquito de los aparaticos y preguntarnos si estamos de verdad aprovechando los momentos que pasamos en familia, si de verdad escuchamos a nuestros hijos cuando nos hablan, si los vemos a los ojos y si les prestamos atención. No olvidemos que los niños imitan todo, y cuando a las 13 años se sienten a la mesa con celular y audífonos no nos podremos quejar porque eso es lo que nos han visto hacer toda su vida.

Así que hagamos un propósito: dejemos de ser mamás 2.0 para convertirnos en mamás 10.0. Mamás que saben distribuir su tiempo y reconocer que lo más importantes es hacer lo que debemos y estar en lo que hacemos… y estoy segura que de esto no nos arrepentiremos.

0

Comments (1)

  1. Pingback: Mamás 2.0 - Destacados, Reflexión

  2. cristina:

    De casualidad llegue a tu Blog! hice unas fotos con uds hace un tiempo y ahora veo que te gusta escribir!! a mi tambien y aunque no tengo un blog preferido siempre ando en busca de inspiracion para hacer uno. muy de acuerdo contigo en este articulo.. y despues nos preguntamos porque ellos se la pasan pegados a los aparatos… Pareciera que no nos tomamos en serio lo del que el tiempo pasa tan rápido, lei una frase que me gusto, los dias pasan lento y los años rápido. Justo ayer pensaba que buscamos planes para niños pero no nos involucramos lo suficiente y tanto que disfrutan ellos cuando si lo hacemos. saludos

Deja una respuesta