VIDA EN PAREJA

Las escapaditas….

Por: MARÍA VERÓNICA DEGWITZ /

A veces siento que necesito urgentemente una conversación adulta. Osea, no es que me aburra demasiado hablar sobre cómo el príncipe no puede montar al dragón en un cohete y mandarlo a la luna para que no fastidie más a la princesa… Pero cuando llevo varios días hablando sobre dragones, carros, dinosaurios, los animales de la granja, guau guau, pelota, pio pio, rayo mac queen, dumbo y las princesas; sueño con discutir sobre la paz en el lejano oriente o las Kardashians.
Es por esto que tengo como religión las escapaditas (término acuñado por mis papas que, valga la cuña, dan unos cursos matrimoniales buenísimos). Las escapaditas son salidas que hacemos con nuestros espositos para conversar sobre cualquier cosa que no sean las cuentas, los niñitos, no tenemos plata, etc. Es un recuerdo de nuestras salidas de novios, cuando nuestras preocupaciones en la vida eran … bueno, la verdad es que creo que no había preocupaciones.
Y estas escapaditas no son rumbas, reuniones con amigos ni dos pa’ dos. Son salidas S-O-L-O-S. No hay nada que me de más pánico que salir un día con mi esposo y descubrir que no tenemos nada en común, y eso pasa cuando abandonamos la relación, cuando las únicas veces que planeamos salidas es cuando tenemos programas con otra gente, y cuando los únicos temas de conversación que tratamos son los de la rutina diaria.
Así que vale la pena buscar quien cuide a los niñitos… ah porque este es otro tema: a veces con la excusa de que no tenemos con quien dejarlos (para no aceptar que estamos tan apegadas a nuestros hijos que no los podemos dejar ni un ratico) abandonamos nuestro matrimonio que es la base de nuestra familia, porque nos olvidamos que fue el amor de nosotros lo que engendró a nuestros hijos, y que será nuestro amor lo que permita que crezcan como niños sanos, seguros y felices.
Así que mijitas, agarren su carterita, se arreglan un poquito y planean su escapadita, porque aunque hoy cueste la logística de la salidita, sus hijos, en algún tiempo se lo agradecerán, y cuando pase un tiempo y ellos se casen y se vayan de la casa, ustedes también lo agradecerán.

2

Comments (2)

  1. Ana M Degwitz:

    MV yo le agregaria que si los papás están bien, los hijos también… Es más fácil educarlos cuando ven el buen ejemplo de sus papas y para lograr eso no hay nada mejor que Las Escapadas Romanticas! Te felicito..

  2. Gresly Colonna:

    Excelente articulo! Y sobretodo… al hacerlo, no sentirnos culpables, ni malas madres ni nada… y si otros sabotean nuestra salida con comentarios, no hacerles caso…al fin y al cabo, nuestro esposito lo agradecera… y como siempre hablamos… si la pareja esta bien, los ninos seran felices. A

Deja una respuesta